Momentart

Especialistas en Arte Moderno, intervención en diversos materiales (oleo, metales, piedras crudas y vidrio entre otros), obras de arte en pintura y escultura, incrustación artística, alzados civiles, alzados a la medida

Esta página y blog busca dar a conocer la obra artística de Natasha Estanga

Natasha Estanga

Artista Plástico Venezolana, abstraccionista, especialista en Oleo Bittó, con 694 obras en su haber artístico y varios premios obtenidos en Latinoamérica y Europa. Representada por la empresa Momentart LLC

www.natashaestanga.com

Exhibiciones 2017

Tokio International Art Fair (26-27 Mayo) - Agorra Gallery New York (5 -25 Julio) - Modern Art Masters Carrousel du Louvre Paris (20-22 Octubre)

Latest Posts

Natasha Estanga

La posición de la mujer en el arte siempre ha sido discriminatoria

En el mundo del arte hay preguntas que valen la pena plantearse y otras que no. Existen las necias, por no decir absurdas –véanse los discursos de la Señora Lésper como ejemplo– y aquellas que de verdad invitan a la discusión sin necesidad de solipsismos cansados o caídas al vacío. Cuestionar las prácticas artísticas del presente desde cualquier flanco, omitiendo absurdos de carácter validador o de supuesta polémica, es prácticamente una obligación para aquellos interesados en el tema y que viven de cerca los movimientos, tanto políticos como sociales e institucionales, del ámbito. No debemos tropezar en un terreno donde las “indignaciones” o problemas de análisis se mantengan en el mismo marco del siglo XIX e insistan con paradigmas superados que pretenden escandalizar mediante controversias metafísicas.

Y no sólo eso. Tras la publicación de la decimoquinta edición de ArtReview Power 100 y el posicionamiento de Hans Ulrich Obrist como el personaje más poderoso e influyente del medio, decenas de espectadores se han alzado en una vacua protesta contra el veredicto final. Intentando devolver protagonismo y cierta jerarquía al sistema creativo de hoy, los detractores de este dictamen se preguntan –aparentemente sin ninguna información previa– acerca de las razones que influyeron a que un no-artista recibiera dicho título. El porqué a un hombre sin producción artística bruta se le ha dado tal honor.

Arrastrar los límites de la reflexión a ese tipo de intrigas, además de obsoleto resulta vergonzoso. Seguir pensando que un artista, sea cual sea su campo disciplinario, puede posicionarse por encima de cualquier otro agente en el arte, sobre todo tras la aparición de Saatchi, Koons, Zabel y el mismo Obrist, es un anacronismo que ni siquiera merece nuestra atención en 2016. Sí, salta a la vista que a pesar de ejercicios estéticos (y gubernamentales) como los de Ai Weiwei, Cildo Meireles, Teresa Margolles, Gina Pane y Judy Chicago, sea un curador la máxima autoridad de las artes en la actualidad; no obstante, si hemos prestado un poco de atención a lo que sucede en el mercado, el coleccionismo y acercamiento del mismo dominio, no hay motivo para tanta extrañeza.

Nublando la perspectiva con cuestionamientos insulsos, es que podemos perder de vista grandes problemáticas en el funcionamiento de dichas estructuras y omitir que entre los primeros lugares sólo aparecen tres mujeres en el listado.

Retomando un análisis de datos provisto por Artsy y las Guerrilla Girls, el género femenino ocupa una representación escasa en el mundo del arte. Solamente el 32% de los nombres que figuran en la selección son mujeres, obviando que en este marco aún falta una apertura a la diversidad y una perspectiva inclusiva de mayor espectro.

No sin antes mencionar, claro, que de los 100 elegidos solamente figuran 16 personas provenientes de Asia, 7 de América Latina, 5 afrodescendientes y 3 del Medio Oriente; cerrando todavía más las posibilidades de visibilidad en un ranking que a leguas es dominado por el género masculino perteneciente a los cánones del hombre occidentalizado y de actividad en las regiones “importantes” del planeta Tierra.

Eso se puede esclarecer si consideramos el siguiente dato. 51 integrantes de los “poderosos 100” ha nacido en Europa, 22 en EUA, 13 en Asia, 8 en Latinoamérica, 3 en África y otros 3 en el Medio Oriente.

En este sentido, ser hombre no es la única condición para quebrar la presencia de otros personajes en territorio estético; se necesita haber nacido primordialmente blanco, en una demarcación donde la cultura sea predominante y desempeñarse en un campo que privilegie a determinada clase de actividades. Si nos preguntamos por qué el mundo del arte se controla por hombres, he allí la respuesta. Si bien es cierto que durante esta edición se dejó de lado una mirada involucrada de lleno en el mercado o las ferias de éxito, optando por una más integral –la cual involucra administradores, catedráticos y un filósofo–, en la elección de sus elementos es posible rastrear una constante que parece destruir cualquier discurso de esta esfera.

Por supuesto, el inconveniente no se limita a la elaboración de esta jerarquía, sino a los puestos que parecen disponerse para las mujeres que se dedican al arte. No hay hilos negros ni justificaciones hiperelaboradas que exliquen este fenómeno. Simple y llanamente un revés más de la discriminación, el sexismo y la desconfianza hacia la opinión femenina.

Momentart

“Ceruleo Metal” en Carrousel du Louvre Octubre 2017

 

PAKS Gallery de Austria exhibió la obra “Ceruleo Metal” en el marco del Salon Art Shopping 2017 en Paris, en su edición número 20.

Bajo la curaduría de Heinz Playner, director del Modern Art Museum and Gallery (MAMAG), la obra de Natasha Estanga formó parte  del Catalogo “Modern Arts Masters en el Carrousel du Louvre” junto a jovenes artistas, reconocidos e interesantes de diferentes países del mundo.

La exhibición tuvo lugar en el Carrousel du Louvre del 20 al 22 de Octubre del 2017

 

Momentart

Tokio International Art fair 2017

La ciudad de Tokio será anfitriona de cientos de talentosos artistas de todo el mundo en la tercera edición de la Feria Internacional de Arte de Tokio  a efectuarse los días 26 y 27 de mayo de 2017. Más de 150 expositores de más de 40 países estarán llenando el lugar principal con una increíble exhibición de arte, con más piezas que nunca reunidas bajo un mismo techo para que los visitantes puedan admirar y comprar en el escaparate de arte moderno y contemporáneo más grande de la ciudad .

Natasha estará participando este año en la feria.

Los organizadores de la feria están haciendo publicidad y presentando a los expositores, la prensa publicó la siguiente nota sobre ella:

“The young Latin American Artist Natasha Estanga began painting at the short age of 7 years old. She became double winner of the Ibero-american Art Fair in Caracas (FIA) in 2007 and 2008. And has been awarded with the Ashta Art Academy prize in Moscow in 2011″

Naty, te deseaños muchos éxitos!!!

www.tokyoartfair.com

TIAF17 Tickets

Natasha Estanga

Por qué decir: “el arte contemporáneo no sirve”, te hace mas pretencioso e ignorante de lo que crees?

Cuando una mujer llamada Avelina Lesper hiciera una conferencia afirmando que el arte contemporáneo “era feo y sin sentido” después de esta contundente frase, cientos de artistas contemporáneos protestaron al respecto.

Nos hemos quedado atrapados en el pasado. Aún nos acecha el sentimiento de nostalgia cuando vemos una pintura de Renoir (quien también fue sumamente criticado por no tener una finalidad y sólo pintar bonito) o Matisse, quien en su tiempo fue considerado una bestia por sus creaciones innovadoras que cambiarían la figuración y el arte para siempre.

“Nadie está mal y nadie tiene razón por completo, el arte se trata de cambios, de innovación, de destruir conceptos, experimentar con nuevas propuestas y provocar”.

Entonces nos aventuramos a asegurar que el arte del pasado es mejor, que los trabajos artísticos contemporáneos son una basura, el fin del arte y el principio de la decadencia. A grandes artistas contemporáneos como Duchamp lo castigan con sentencias como, “un artista falto de originalidad, ladrón, usurpador o un payaso que no hizo más que poner un urinal en medio de una sala de museo”. Aunque en la realidad, si observamos la evolución del arte, podemos notar los patrones, cambios y el verdadero valor del arte contemporáneo.

Algunos aseguran que el arte debe representar la realidad (y por esa razón descalifican lo no figurativo), otros consideran que se trata de las emociones que provoca (aman a los expresionistas y no entienden a los pintores ortodoxos que se basan en reglas como la proporción áurea). Nadie está mal y nadie tiene razón por completo, el arte se trata de cambios, de innovación, de destruir conceptos, experimentar con nuevas propuestas y provocar.

Los griegos perfeccionaron la naturalidad del movimiento del cuerpo en el mármol;  en el Renacimiento, artistas como Da Vinci y Miguel Ángel experimentaron con la perspectiva y las medidas corporales; en el Barroco una verdadera técnica pictórica nació para jugar con las sombras y claroscuros y dar más realismo a las piezas; los impresionistas premiaban la luz que la combinación de colores proporcionaba a las obras; los cubistas quisieron representar algo tridimensional en sólo dos dimensiones y los surrealistas pintaron realidades inexistentes, imposibles y oníricas en sus cuadros.
Existen grandes ejemplos que ponen en alto al arte contemporáneo. Cildo Meireles, por ejemplo, hace de su arte un estudio poético de la sociedad para contestar interrogantes sobre el capitalismo, la sociedad, el legado histórico y el papel del espectador en el arte. La perversa obra de Santiago Sierra visibiliza la desigualdad, la horrible procedencia del trabajo y el dinero, y la discriminación racial irrumpiendo en la sociedad, generando caos y  violencia a través de sus performance e instalaciones.

 

Decir que el arte contemporáneo no sirve, que no vale la pena o que es basura, sólo nos demuestra la falta de memoria histórica, de estudios y de conocimiento sobre el arte para ponernos al nivel de esos rigoristas que hace más de cincuenta años aseguraban que la obra de Matisse era aterradoramente horrible, que los trazos de van Gogh nunca lograrían venderse o que sólo lo bello podía ser considerado arte.

 

El arte del siglo XX y el siglo XXI está destinado a desafiar, para poner en duda los conceptos que conocemos: ¿qué es el arte?, ¿eso es arte?, ¿qué distingue al arte de la realidad?, si eso es arte ¿por qué lo que yo hago no lo es?. Las respuestas no sólo involucran al artista sino al sistema del arte, al mercado, al consumo, los mecenas y, por supuesto, las relaciones públicas y el marketing.

Natasha Estanga

Biografía de Natasha

Curriculum de Natasha